¿Ilustración, diseño, pintura?

En nuestros cursos de ilustración y pintura, el alumno/a comienza adentrándose en los principios básicos de la ilustración (trazos, formas, colores, formas, perspectivas, composición, etc.) para poco a poco explorar, a través de la práctica, las principales técnicas pictóricas (acuarela, acrílico, oleo, etc.). Da rienda suelta a su creatividad y disfruta de sesiones amenas donde, a través de una experiencia tangible, disfruta y mejora su técnica cada día.

Los beneficios de la pintura en la educación

Beneficios comunicativos

A través de la pintura se pueden manifestar múltiples sentimientos, emociones y pensamientos. Esta forma de comunicación es especialmente relevante en personas con discapacidades que tienen déficit en la comunicación, o en personas tímidas o que no son capaces de comunicarse verbalmente de forma fluida y natural.

Beneficios motrices

  • El uso de diferentes utensilios necesarios para pintar, como lápices, carboncillos o pinceles, ayuda a desarrollar la motricidad fina, especialmente en los niños. El manejo y agarre con las manos se va perfeccionando a medida que se trabaja esta capacidad. En los adultos, la motricidad fina también se ve reforzada, con indudables beneficios.

Beneficios en el cerebro

  • Cuando pintamos activamos simultáneamente los dos hemisferios del cerebro, tanto la parte lógica como la creativa e imaginativa. Nos expresamos a través de formas, figuras y escenas, y desarrollamos nuestra capacidad.
  • Nuestra salud mental, además, se ve claramente beneficiada con la pintura. Por una parte, la pintura favorece la concentración, y nos ayuda a adquirirla, ya que cuando pintamos centramos nuestra atención en lo que queremos transmitir. Además, nos ayuda a distraernos de problemas o situaciones difíciles que podamos estar viviendo, mientras hacemos algo que es relajado y que nos permite ir a nuestro ritmo y realizar composiciones libres.
Volver